Hojarasca | Paula Barragán

26 de noviembre - 18 de diciembre, 2015

Sobre la muestra

“El tema de la selva es una de mis obsesiones. Desde hace doce años lo he trabajado con la xilografía y la serigrafía, con el afán de atrapar la exuberancia de la naturaleza. Ahora además me ha afectado toda la tragedia del Yasuní, que nos provoca un grito desesperado por sobrevivir, porque la muerte de los pájaros y de los pueblos desnudos es nuestra propia muerte, ¿no?”
 
Parte de la obra de Hojarasca es resultado de un proceso que empieza con los collages básicos: son trabajos hechos a mano con papel serigrafiado. “Voy recortando y pegando colores y texturas para crear espacios, sensaciones, explosiones, sorpresas visuales.” Luego vienen las serigrafías de semillas, en ediciones de tinta sobre papel, que brotan al combinar formas y colores con ritmos y cadencias, pero ya con la ideade volver a la fuente original y básica del diseño: la naturaleza, “cuyas formas son insuperables en muchos casos”, reconoce la artista.
 
Confiesa Paula Barragán que esta muestra es como un nuevo brote de la anterior Jungla de Papel, esa jungla suculenta, llena de ramificaciones y posibilidades, aunque no siempre positivas pues, por desgracia, la hojarasca es lo que nos va quedando, eso que finalmente se lleva el viento mientras la civilización se adentra en la selva. Frente a ello, en su obra hay también una invitación a unirnos para volver a comenzar o renacer de otra manera.

“Esto lo sabemos: la tierra no pertenece al hombre, sino que el hombre pertenece a la tierra. El hombre no ha tejido la red de la vida: es sólo una hebra de ella. Todo lo que haga a la red se lo hará a sí mismo. Lo que ocurre a la tierra ocurrirá a los hijos de la tierra. Lo sabemos. Todas las cosas están relacionadas como la sangre que une a una familia.” Jefe Seattle, siglo XIX.

Paula Barragán, noviembre 2015

 

Fotos exposición