Ensambles | Hernán Cueva

11 de noviembre - 9 de diciembre, 2010

Sobre la muestra

“El ámbito de las fiestas y costumbres populares del mundo andino, el mito y la pareja en su concepción de unicidad erótica, el paisaje como manifestación del mundo sensible e inte- riorización de una vivencia sensual y sensorial, y la posición crítica frente a un mundo global y mediatizado, son ámbitos temáticos por los que transita el artista”. Mónica Vorbeck, 2006

Grabar, que quiere decir “cavar”, es precisamente eso, dejar un trazo profundo en una superficie a manera de hueco, es decir alterándola sin poder volver atrás. Pero para grabar una imagen no sólo hace falta una gubia, un buril, un punzón para hundirlos en un trozo de madera o de metal, y otros tantos recursos entre barnices, ácidos, polvos de resinas, papeles de seda y las mismas tintas de impresión. Hace falta, sobre todo, construir paso a paso, mentalmente y con la propia paciencia del oficio, las líneas, texturas, transparencias, colores, que en conjunto van a dar lugar a la estampa.

Y esa estampa, que no es sino una imagen del “mundo” construida e impresa a partir de una plancha “herida” por incisiones o quemada por los ácidos, es entonces el resultado de un proceso claramente intelectual, vital y enérgico sobre la materia que no da tiempo a retroceder. Queda en ella, sin embargo, la huella del transcurso que trazo-hueco sobre trazo-hueco, o “mordedura” tras mordedura, ha logrado “cavar” en el interior de la con- ciencia.

La obra gráfica de Hernán Cueva, va siempre en esta dirección, entre el dibujo y la pintura que parecen surgir de la inmediatez del gesto, de la figuración desenfadada y de la paciencia profunda del maestro grabador quien más allá del oficio, vuelve visible en negros el tiempo que depura el sentido de la imagen. Constituye también, como dice Mónica Vorbeck, “uno de los corpus más destacados del grabado del siglo XX en el Ecuador”, que “se enmarca tanto en la indagación y elaboración formal del modernismo, como en el respeto a la esencialidad del medio del grabado.”

“Ensambles”, la muestra que Hernán Cueva presenta en ileana viteri galería de arte, es parte de un proceso que surge de la serie “Estudios intermitentes”, donde las estampas se recrean a través de intervenciones, de recortes y ensambles, de iluminaciones, para formar nuevas entidades y series que ya no son grabados tradicionales parte de ediciones numeradas, sino obras gráficas únicas. Éstas evidencian la necesidad del artista de enfrentar su propio lenguaje para caminar en el borde mismo del medio gráfico, tomando riesgos, transgrediendo los límites de la ortodoxia para, con otro rigor, dar lugar a una nueva poética de la imagen.

Ileana Viteri, 2010

 

Fotos exposición